Poztu eta alaitu!

miércoles, 12 de noviembre de 2014

¡Salid al encuentro! V. Plan Diocesano de Evangelización



Hace treinta años celebramos la Asamblea Diocesana en Bizkaia, un regalo del Espíritu. Miles de creyentes nos enrolamos en los distintos grupos, queriendo ser fieles al estilo del Concilio Vaticano II en nuestra Iglesia de Bizkaia.


De aquel despertar eclesial podemos recordar tres subrayados:

1.- Una Iglesia sinodal, corresponsable, con la creación o fortalecimiento de consejos pastorales parroquiales, vicariales, diocesanos.
2.- Una Iglesia laical, con una apuesta clara por la formación de laicos corresponsables.
3.- Una Iglesia fiel a nuestra tierra, incluso a sus pueblos más pequeños y euskaldunes.

Ese estilo se ha querido mantener, posteriormente, mediante sucesivos Planes de Evangelización. Y durante este proceso vemos que cada vez somos menos, y más viejos, y han llegado nuevos Obispos. Se le ha echado agua al vino, hemos perdido la velocidad inicial.

La voz del papa Francisco nos ha recordado muchas cosas, pero ¿llegará su eco hasta nosotros? 

Antes de poner en marcha este V. Plan Diocesano de Evangelización, un grupo amplio solicitamos celebrar una nueva Asamblea Diocesana. Al equipo episcopal no le ha parecido conveniente y nos propone un discernimiento en grupo a lo largo de  seis reuniones, pórtico del V. Plan.

Entre las cuestiones sorprende positivamente que por primera vez se nos pregunte qué tenemos que dejar, reconociendo que no podemos seguir repitiendo acríticamente esquemas del pasado.

El papa Francisco ha sido más audaz que nosotros al escribir en su carta pastoral que “siempre se ha hecho así” no puede ser un criterio evangélico.

Pagola, en su sugerente comentario al evangelio de este domingo nos dice: “Lo más grave puede ser que, lo mismo que le sucedió al tercer siervo de la parábola, también nosotros creamos que estamos respondiendo fielmente a Dios con nuestra actitud conservadora, cuando estamos defraudando sus expectativas. El principal quehacer de la Iglesia hoy no puede ser conservar el pasado, sino aprender a comunicar la Buena Noticia de Jesús en una sociedad sacudida por cambios socioculturales sin precedentes”.

         Ebanjelioa sakondu, ebanjelioa zabaldu (Profundizar y extender el evangelio) ha sido el lema de nuestra Iglesia de Arratia los últimos años. Impliquémonos, pues, con ganas, unidos a los demás grupos de la diócesis y con la bendición del papa Francisco.


                   Iturri zaharretik

                        edaten dut,
                    ur berria edaten,
   beti berri den ura,
   betiko iturri zaharretik.
 
         Iturriak izan aurretik
                 ugari zen uretik
                edaten dut,
           ura baino lehen zen
                  iturritik edaten,
        inoiz agortzen ez den,
eta inoiz lehortzen ez den ura
isurtzen duen iturri bakarretik,
                      iturri guztien iturburutik...
 
                     JoxAnton Artze
  


Publicar un comentario