Jesusen hitza

miércoles, 22 de diciembre de 2021

160 kilo alkartasun: gabon mota biak


 Lehengo zapatuan ostau genduan Arratiako KTko Gabon Jailadian, sarreran 160 kilo janari batu zan, 160 kilo alkartasun, Harribide Fundazinoak Arratian dituan pisu bietako lagunei laguntzeko. Argazkia ikusirik gogoeta hau egin dot.

Gabonak ospatzeko hamaika era dago. Nik ospakizun horreek multzo bitan banatuko nituen: hartzeko gabonak eta emoteko gabonak.

Batzutan, opariak jasotzera goaz. Horixe da asmo nagusia. Bardin da gozokiak, txokolatea, talo txorizoagaz edota kontzertu bat debalde bada. Baina jaso eta hartu. Ze ondo pasatu dogu!

Beste batzutan, ondo pasatzen dogu, baina zeozer konpartitzen dogu. Geu gara Belenera goazen pastoreen amtzekoak. Opari bat, bisita bat, alaitasuna, musika jo... 

Antzeko zeozer izan zan Arteako KTko jaialdian ahalegindu zirena egiten gure familiak. Kilo bana janari eroan eta banatu. Eta ilusinoa, fedea eta alaitasuna. Baina horreek ezin kilotan azaldu. Batu eta banatu. Areatza eta Bedian bizi diran etorkinak, Harribide Fundazinoak kudeatzen dituan Sakramentinoen etxean eta abadetxean, eurek jaso eban jatekoa.

Eskerrik asko parte hartu eben guztiei!


El pasado sábado, en la Fiesta de Navidad de KT de Arratia, se recogieron en la entrada 160 kilos de comida, 160 kilos de solidaridad, para ayudar a los amigos de los dos pisos que la Fundación Harribide gestiona en Arratia. Mirando la foto he hecho esta pequeña reflexión.

Hay muchas maneras de celebrar la Navidad. Yo iba a dividir esas celebraciones en dos grupos: las navidades para recibir y las navidades para dar.

A veces vamos a recoger regalos. Esa es la intención principal. Da lo mismo que sean dulces, el chocolate, el talo con chorizo o un concierto si es gratis. Pero recibimos y punto. ¡Qué bien lo pasamos!

Otras veces nos divertimos, pero también compartimos algo. Nosotros somos los pastores que vamos a Belén. Un regalo, una visita, alegría, música...

Algo similar fue lo que intentaron nuestras familias en el festival de Navidad de KT de Artea. Cada familia aportaba un kilo de comida. Y la ilusión, la fe y el arte que no se pueden explicar en kilos. Recoger y compartir. Los inmigrantes residentes en Areatza y Bedia,  en la casa de los sacramentinos y en la abadetxea gestionados por la Fundación Harribide, recibieron la comida.

¡Gracias a todos los que participaron!

No hay comentarios: