Poztu eta alaitu!

miércoles, 1 de agosto de 2018

Arratia sube a lo más alto por San Ignacio

UNA MISA A 1.119 METROS, una crónica de Iker Ugarte en DEIA:
Numerosos fieles del valle acuden hasta la ermita de Igiriñao de Gorbea, a 1.119 metros de altura, para honrar al Santo y recordar a pastores y montañeros



Un año más, cientos de vecinas y vecinos de Arratia volvieron a demostrar que las tradiciones son algo que guardan con mucho mimo. Ayer, en la que se conoce como la catedral natural del Gorbea, la pequeña ermita de Nuestra Señora de las Nieves de Igiriñao o Igiña, volvieron a celebrar una misa por el Día de San Ignacio. La oración, en un paraje en el que el pastoreo sigue siendo muy importante, sirvió también para recordar a los montañeros fallecidos este año y a los pastores difuntos, en una tradición que se remonta muchos años atrás.


Desde bien temprano, aficionados a la montaña y fieles comenzaron el ascenso hasta la ermita de Igiriñao. La ocasión lo merecía y disfrutar de la ermita situada a más altura de Bizkaia, a 1.119 metros, también. Anclada a las rocas, el pequeño templo amaneció ayer bajo un manto de niebla y lluvia que hizo del lugar, si cabe, un enclave aún más mágico. Allí, con las makilas de los pastores y muchos paraguas, los presentes cantaron el himno a la Virgen de la ermita del Gorbea, Andra Mari Igiñakoa, y la Marcha de San Inazio. 

Convocatoria del Papa 

Por otra parte, en la misa oficiada por José Mari Kortazar, los fieles se unieron a la convocatoria lanzada por el Papa Francisco, cantando también unos bertsos sobre el tema Poztu eta alaitu (Alegraos y regocijaos). Pastores que llevan a cabo su labor en el Gorbea se acercaron también hasta allí. Y es que tanto estos como los montañeros siempre han sentido que la ermita es un lugar especial, en la que solicitar protección. Así, aunque ahora solo se celebre misa el día de San Ignacio, hasta no hace mucho todos los domingos y fiestas de guardar, en la época de verano, tenía lugar el acto eucarístico.



Tras la celebración religiosa, el Ayuntamiento de Zeanuri ofreció a las personas reunidas en la ermita el barrauskari, un pequeño hamaiketako a base de vino blanco y galletas, aunque no faltó quien almorzó algo más contundente. Para amenizar la cita, txistularis pusieron ritmo a una jornada llena de tradición, afición a la montaña y buen ambiente. Muchas personas que se dieron cita en las faldas del Gorbea para disfrutar de la celebración lo hicieron en autobús, ya que la Diputación Foral de Bizkaia volvió a ofrecer un servicio gratuito al Gorbea para acudir a la festividad de San Ignacio. Otras, desafiando a la climatología, lo hicieron a pie desde alguno de los pueblos de Arratia, aprovechando que este día es también una fiesta para quienes aman la montaña.


Poztu eta alaitu
Poztu eta alaitu
arazoak arren
Jesusi jarraitzeak
beitu zer dakarren:
batzuk irain ta guzur,
guk otoitz ta arren
zintzoak azkenean
izango pozarren.

Apal-apal erantzun,
zabaldu bakea,
errukiz bizi eta
justizi gosea,
gaixoagaz negarrez,
bihotzez pobrea,
holan batuko dogu
Jesusen taldea.


Poztu eta alaitu
umorez bizitza,
esperantzaz aguantau
datorren ekaitza,
ausardiaz jokatu
kemena da Hitza,
askoz hobe taldean
sakonduz otoitza.

Eskatzeko otoitzak
jaso konfiantza,
hurkoa ahaztu barik
horrek dauka gatza.
Eskertzeko otoitzak
dakar esperantza,
Jauna goratu daigun
kanta eta dantzaz.

Publicar un comentario