miércoles, 21 de diciembre de 2016

Caritas Siria nos escribe una carta

Como dice el obispo sirio Samir Nassar : “El Niño Jesús tiene muchos compañeros en Siria”.
Carta de Caritas Siria:


"Con la cercanía de la Navidad, acerquémonos a Alepo, de este a oeste, como si avanzáramos hacia la gruta de Belén.
Pongamos a un lado las armas y la ideología. Y contemplemos las caras afligidas, empezando por mujeres y niños, de los que más sufren y contemplemos también a los hombres, indignados y humillados, que han perdido sueños e ilusiones.
Decidámonos a hablar en la verdad y que el hombre, creado a imagen de Dios, nos conduzca hacia una mayor objetividad.
Cáritas Siria, a través de esta crisis, y sintiendo la experiencia de la universalidad de la Iglesia, y de la atención del mundo árabe y musulmán y de los cristianos de Oriente, no cesa de repetir: Juntos somos cristianos, y al lado de los musulmanes, todos somos ciudadanos.
Como sirios y cristianos, animamos a nuestros socios a trabajar por la reconciliación del mundo musulmán, de sunitas y chiitas, entrando en diálogo honesto con el pensamiento contemporáneo.
Esto es lo que conducirá a nuestras sociedades hacia una mayor dignidad y a hablar en la verdad.
Que se detenga la explotación de las fragilidades y las debilidades del tercer mundo para favorecer intereses económicos y políticos.
Escuchen la llamada de los más pobres, que es el grito de Dios crucificado y niño sin armas en el pesebre".


Protección y acogida de la red Cáritas a la población civil

Siria es una de las mayores emergencias a las que se enfrenta la red internacional de Caritas desde el estallido del conflicto, en marzo de 2011. Unos 13,5 millones de personas necesitan asistencia humanitaria en Siria; de ellos, al menos 6,5 millones son desplazados internos. Además, se estima que otros 4,6 millones de personas, la mitad de ellos niños y niñas, han buscado refugio en los países vecinos (Jordania, Líbano y Turquía, principalmente) o han buscado asilo, jugándose la vida a través de rutas de máximo riesgo, en Europa.

En este contexto, Cáritas trabaja en dos líneas principales: apoyo a las necesidades básicas de las familias vulnerables, a través de reparto de alimentos, pañales y leche para bebés, ayuda para vivienda y asistencia médica; y educación y apoyo psicosocial a menores desplazados a causa del conflicto.
Publicar un comentario