Argiaren Jaia

viernes, 21 de octubre de 2016

Igorre: La calle de los bolardos voladores



Igorre, calle Luis Iruarrizaga, recientemente renovada, a apenas 30 metros de la rotonda más publicitada de Bizkaia, el viernes 14 a la noche “volaron” cuatro bolardos y una señal de tráfico de un total de ocho.


Como una partida de bolos, una tras otro, cuatro bolardos fueron sacados de cuajo de sus bases, mientras un quinto quedaba dañado por la mitad. En la otra acera, las farolas recién instaladas, iluminan silenciosas este nuevo despropósito en un pueblo donde parece que todo vale.

Se barajan varias hipótesis. Algunos vecinos, que no quieren dar el nombre, hablan de un vehículo todo terreno con remolque. Otros hablan de vandalismo puro y duro. Mientras tanto, los cuatro bolardos y medio y la señal de tráfico, arrancados de cuajo, llevan cerca de una semana abandonados en la acera, esperando quien los coloque en su sitio original.

Ahora que el ayuntamiento de Igorre gasta el dinero del presupuesto público, dinero de todos, en adecentar esta calle que desemboca en  la rotonda nueva, otras personas destruyen con total impunidad lo que es de todos.

Esperamos que a la mayor brevedad posible, esta calle, vía de acceso popular a la parroquia, se encuentre arreglada. Máxime ahora que se acercan días tan señalados como Todos los Santos y día de difuntos, de gran asistencia a oficios religiosos y al cementerio municipal, lo mismo por parte de vecinos residentes en la anteiglesia, que por originarios de Igorre que habitan fuera y nos visitan durante estos días. 
Publicar un comentario