Jaunartzea

jueves, 20 de octubre de 2016

San Miguel contra las avispas lobo

Luciano Arteche explicando la antigua talla de San Miguel


En la iconografía religiosa el arcángel San Miguel aparece victorioso en su lucha contra dragones y demonios. En San Miguel de Elixabeiti, preciosa iglesia de madera, en Artea, San Miguel se enfrenta a un nuevo enemigo: la avispa lobo para las abejas. Este jueves  a la tarde se plantea la primera batalla, lo que llevara a mantener el templo y recinto cerrado por unas 12 horas.
 

El pasado 17 de febrero se documento la presencia de la avispa lobo para las abejas (Philanthus triangulum) en el pótico delantero de esta joya del patrimonio local de la anteiglesia arratiana. Los especialistas localizaron en el suelo empedrado de la Iglesia numerosos nidos de este depredador. El lobo de las abejas es una especie de himenóptero apócritos de la familia Crabronidae. Son avispas solitarias predadoras. Se encontraron nidos en el suelo del pórtico que gira en torno a la cabecera de la iglesia.

Jon Beobide Bilbao, quien ejerce de mayordomo de la Iglesia en este periodo, levantó la voz de alarma: “ayer mismo, estando tom,ando el sol en el pórtico con varios vecinos, tuvimos que marcharnos ante la hostilidad de las avispas”, nos comenta.

Este templo del siglo XVI, magníficamente restaurada y orgullo de los habitantes de Artea, había sufrido problemas de guerras y de fuegos, pero la primera que ves que se enfrenta a esta avispa lobo para las abejas.

Nidso de avispas lobo en el suelo del pórtico


Existía, además, un Riesgo muy alto de proliferación de la colonia, en un número importante de individuos, incluso colonizando zonas nuevas.

La primera batalla constara con la pulverización de insecticida de gran efecto residual, sobre el agujero de entrada al avispero; en su interior y en los alrededores, o sea, la totalidad del pórtico que gira en torno a la cabecera. En esta época, otoño e invierno, las larvas de la avispa se están alimentando en el nido con abejas melíferas.

La segunda batalla tendrá lugar en junio o julio. En esta época las pupas que están en el nido, enterrado en la arena, despiertan de su letargo invernal y es el momento oportuno.
Publicar un comentario