Gabon haurtxo bat jaio da

viernes, 3 de febrero de 2017

Cáritas Arratia ayudó en 2016 a 34 familias

La mayoría se encontraban en situación irregular y recibieron 12.000 euros para alimentos, ropa o transporte, escribe Iker Ugarte en DEIA.

Un año más, la solidaridad de Cáritas se ha dejado notar en Arratia, y de que manera. Han sido cinco los campos en los que más han trabajado. Su labor en el valle va desde repartir la ayuda material hasta el acompañamiento a personas mayores o enfermas y también, la sensibilización, algo que consideran de vital importancia para poder cambiar la situación de quienes lo están pasando mal en estos momentos.


Son ya muchos años al lado de quienes por una razón u otra, se ven obligados a estar al margen. Por eso, desde Cáritas Arratia agradecen a sus trabajadores y a quienes colaboran con ellos todo ese esfuerzo y la capacidad para “ver a quienes están mal como hermanos y hacer de esta una sociedad mejor”. En este sentido, la organización tiene en Arratia unos veinte voluntarios que trabajan en campos diferentes.

A lo largo de 2016 han conseguido, entre otras metas, repartir alrededor de 12.000 euros, pero son incontables las visitas, las horas y el apoyo que han ofrecido sus voluntarios. Uno de los trabajos más importantes que han realizado en 2016 ha sido el de facilitar cierta ayuda -de diferentes características- a familias que, en su mayoría están en una situación administrativa irregular. Así, han sido 34 las familias que han recibido ayuda de Cáritas Arratia sobre todo para alimentos, ropa o transporte.

El tipo de familia varía en miembros y estructura, aunque la mayoría de ellas son originarias de Senegal o de Marruecos. Solo el 17% se encontraban en una situación regularizada. En este sentido, desde Cáritas Arratia “queremos llegar a los casos donde las administraciones no pueden”, indican.

Otra labor importante es la de la sensibilización. Los voluntarios han participado en diferentes campañas y se ha intentado transmitir el trabajo que llevan a cabo en los pueblos del valle. También han trabajado por fomentar la compra de productos de comercio justo. Destacan los 2.000 euros que se han conseguido en distintos municipios, además del puesto permanente en la panadería Iturbe de Igorre.

Desde Cáritas Arratia quieren poner en marcha este año un curso de cocina y nutrición junto al Ayuntamiento de Arantzazu. En cuanto a los acompañamientos, un grupo de voluntarios suele acudir a la residencia de mayores de Dima. Además se visita a los personas enfermas y mayores. - I. Ugarte

No hay comentarios: