Jose Angel Agirre Camerundik

miércoles, 4 de marzo de 2015

Kafarnaumgo elbarria Areatza, Bedia eta Igorrera heldu da!

Igorreko KT02 taldea bateoa barriztaturik!
Gure begiak kantaren laguntzaz, Idoia eta Jonek oraingoan Kafarnaumgo istorioa ezagutuko dabe: gure oinak arin dagozela esango deutsagu Jesusi. Hona fitxa, txontxongiloak, otoitza, gogoeta etab. Baita ere Areatza, Bedia eta Igorrera egindako bisitaren barri. Elbarria izateko ibili dabil!

-Bartimeo, Jerikoko itsuak lagundu euskun begiak erne eukiten.
-Jonas de balearen istorioak gure ahoa bedeinkazteko et barri ona zabaltzeko dala goortau euskun.
-Gabonetan, Lemoan, parroki guztietakoak aurkitu ginan arbolan gure bolatxoa jartzeko eta, Mariaren moduan, Jesusi Baietz esateko.
-Argiaren Jaian Jesus dala gure argia gogoratu genduan.
-Eta oraingoan... Kafarnaumgo elbarriaren istorioa!

Klikatu irudian handiago ikusteko

Igorre

 Igorreko famili ospakizunean KT02 taldeak (bigarren mailakoak) bere bateo eguna gogoratu eben, eta guirasoen laguntzaz, barriz hartu eben ura eta argia. Goian dozue taldearen argazkia, eta hona hemen argitxoak Kristo Biztuaren ezaugarri dab Kandela Nagusiaren inguruan jarrita.

 

 KT03 taldeak ebanjelioa irakurri euskun eta aurkezpen polit bat emon:



Areatza





Umeak hautsak be hartu ebezen Garizumako bidearen hasieraren ezaugarri.
Argazkiak: Petri Arnela 

Bedia

Este domingo hemos celebrado el primer domingo de cuaresma coincidiendo con la misa familiar de Bedia. 

Como otros domingos que hemos festejado esta eucaristía y han acudido los chavales de KT junto con sus aitas, amas, amamas y aitites. 

La celebración ha sido dedicada a los pasos que debemos de seguir según las enseñanzas de Jesús con respecto a la ayuda hacia los demás sin ningún tipo de exclusión.


JESUSEN PAUSOAK JARRAITZEN


Irakurri den ebanjelioa San Markosena izan da, non Jesusek elbarri bat osatzen dauan. Katekesiko umeek komiki irudi ezbardinen bitartez irudikatu dabe. 

Gero Roberto abadeak Katekesiko talde desbardinak alkartu ditu aldarearen aurrean berarekin batera homilia egiteko, eta batera burutu dabe homilia. 

Gazteen Proiektu solidarioak eta burutu nahi dabezen laguntza proiektuak  ere aurkeztu dabez.


 
Eskerrik asko guztiori eta beti Jesusen pausoak jarraitu dagiguzala. 

Eguzkiñe Aldazabal  Argazkiak: Arantza Egiguren





San Markosen ebanjeliotik:

       Zenbait egunen buruan, berriro Kafarnaumen sartu zen Jesus. Eta etxean zegoeneko berria zabaldu zen.  Bildu zen jendetzarekin, ez zegoen inon tokirik, ezta atarian ere. Eta mezua adierazten zien.

Klikatu irudian handiago ikusteko
       Hartan, elbarri bat ekarri zioten lau lagunen artean.  Baina jendetzagatik ezin zuten eraman Jesusenganaino. Orduan, bera zegoen parean etxe gaina zulatu eta zulotik behera eraitsi zuten elbarria, etzana zegoen ohatilan. 
       Jesusek, haien sinesmena ikusirik, esan zion elbarriari:(...)


       –Zuri diotsut: Jaiki, hartu ohatila eta zoaz etxera.
       Berehala jaiki, ohatila hartu eta guztien aurrean atera zen. Harriturik gelditu ziren denak, eta Jainkoa goresten zuten, esanez: «Ez dugu sekula horrelakorik ikusi».




Oinak arin


Jainko Aita Ona:
Eskerrik asko zuk emondako
talentu edo dohai guztiengatik:
Alaitasuna, adiskideak, Zu ezagutzeko gogoa.
Lagundu alperkeria barik lan egin dagigun
Gure talentuek fruitu ugari emon dagien.


Jainko Aita Ona:
Eskerrik asko ardao eta ogi honetan
Zura alaitasuna eta indarra
Hartzen ditugulako.
Emoiguz oin arinak
Eskuzabaltasunez zuri jaraitzeko.


Gaurko ospakizuna amaitu dogu,
Jainko Aita Ona.
Jesus gure laguna hobeto ezagutu dogu.
Berari jarraitu gura deutsagu.
Oin arinak gura ditugu
Jesusi jarraitzeko,
pobrearengana urreratzeko.

 Gogoeta

Días después se supo que estaba en casa...
(2, 1-12).

Jesús entraba a Cafarnaum, aunque no abiertamente; hasta después de unos días se supo que estaba en casa. Todavía no se calmaba el revuelo causado por lo del leproso. Pero nada podía coartar su libertad. Y se reunió mucha gente, de forma que no había sitio ni frente a la puerta, y él les hablaba de lo que sabía: del Reino del Padre.

Afuera hizo un pequeño alboroto. Habían llegado cuatro que traían cargando en una camilla a un paralítico, pero no podían entrar, por causa del gentío. Entonces a uno de ellos se le ocurrió: ‹‹Por el techo››. Era cuestión de abrir un boquete quitando las tejas encima de donde Jesús estaba, para bajar por ahí al paralítico.

Aquellos hombres querían la salud del enfermo, y creían en Jesús. Su fe los hacía superar todos los obstáculos para llegar a él. Jesús se dio cuenta de esa fe que los movía, y se dirigió al paralítico. En el silencio que se hizo se oyeron claras sus palabras: ‹‹Hijo, se te perdonan tus pecados...››. No pudo terminar. Un murmullo se alzó frente a él entre los que estaban sentados en primera fila, unos escribas, que comenzaron a criticarlo: ‹‹¿Qué dice este?. Eso es una blasfemia. El único que puede perdonar pecados es Dios››.

Ya se había pronunciado la acusación tremenda: blasfemo. Jesús no se amilanó. Dándose cuenta de sus críticas, retomó la palabra y les dijo: ‹‹¿Por qué critican esto que digo?. ¿Les parecería más fácil que le dijera a este hombre que se levantara, tomara su camilla y se fuera por su propio pie?. Pues para que les conste que el poder de perdonar los pecados ya Dios lo ha compartido con los hombres en la tierra... ¡levántate! -le dijo al paralítico- toma tu camilla y vete a tu casa››

Definitivamente Jesús y los del Centro creían en un Dios diferente. Por eso pensaban diferente. Para los jefes judíos el perdón era cuestión de ritos de purificación, hechos en el templo con la mediación del sacerdote; para Jesús la oferta del perdón se realiza por medio del Hijo del hombre, (de los hombres), ya no en el templo sino en cualquier casa, y con ese perdón se ofrece también la liberación total de lo que oprime al hombre.

Con eso Jesús no trataba de probar nada sobre sí mismo. Sólo quería dejar bien claro que Dios y su reino tenían que ver con esta tierra y con esta historia. Y lo que estaba en juego en esta controversia era el asunto de la responsabilidad que tiene el hombre ante el sufrimiento del otro. Si es verdad lo que dicen los escribas, que la liberación del pecado y sus consecuencias sólo conciernen a Dios, entonces el hombre está dispensado de los compromisos del amor a la vida; pero si lo que ellos pensaban relegado al ámbito del cielo es asunto confiado al hijo del hombre, entonces no es posible escapar al compromiso. Con su acción Jesús revelaba el criterio según el cual debe medirse lo que se puede o no hacer en favor del hombre: para los escribas, el criterio último era la Ley; para Jesús, el criterio primero y último es la necesidad concreta del que sufre.

Toda la gente estaba como fuera de sí al ver a aquel que había estado enfermo tomar su camilla y salir a la vista de todos. Y glorificaban a Dios, diciendo: ‹‹Nunca vimos algo semejante››. Pero la acusación de blasfemo conlleva una condena a muerte. Ya aparece la primera señal de alerta: porque a los blasfemos se les apedreaba (cf Lev 24, 14-16; 1 Re 21, 13; Ex 20, 7; 22, 27). Ahora Jesús tendría que andar con más cuidado.

Carlos Bravo, Galilea años 30

Beste gogoeta bat: klik berton


 

No hay comentarios: