Abenduko kanta: Belenen jaio jaku

domingo, 4 de abril de 2021

Jesusek arrazoi zuen Jesús tenía razón: Jose Antonio Pagola


Zer sentitzen dugu Jesusen jarraitzaileok egiaz sinestera ausartzen garenean Jainkoak Jesus berpiztu duela? Zer bizi ohi dugu berpiztuaren urratsei jarraituz bide egiten dugunean? Nola komunikatzen gara berarekin bera bizi-bizi esperimentatzen dugunean?

Jesus berpiztua, arrazoi zenuen.
Egia da Jainkoaz esan diguzun guztia. Badakigu orain Aita fidela dela Jainkoa, beragan konfiantza osoa ipintzeko gai dela. Heriotza baino harago maite gaituen Jainkoa dela. «Aita» esaten jarraituko dugu, inoiz baino fede handiagoz, zuk irakatsi zenigunez. Badakigu ez digula huts egingo.

Jesus berpiztua, arrazoi zenuen.
Badakigu orain Jainkoa biziaren adiskide dela. Orain hobeto ulertzen hasi gara bizitza sanoago, zuzenago eta zoriontsuagoz bizi zenuen irrika hura gizon-emakume guztientzat. Orain ulertzen dugu zergatik lehenesten zenuen gaixoen osasuna lege edo tradizio erlijioso guztien gainetik. Zure urratsei jarraituz, bizitza sendatuz biziko gara eta sufrimendua arinduz. Erlijioa beti pertsonaren zerbitzura jarriko dugu.

Jesus berpiztua, arrazoi zenuen.
Badakigu orain Jainkoak zuzentasuna egiten diela biktima errugabeei: bizia garaile jartzen duela heriotzaren gain, ongia gaizkiaren gain, egia gezurraren gain, maitasuna gorrotoaren gain. Borroka eginez jarraituko dugu gaitzaren, gezurraren eta abusuen aurka. Jainko horren erreinuaren eta bertako zuzenaren bila jarraituko dugu beti. Badakigu hori dela Aitak gugan ikusi nahi duen lehenengo gauza.

Jesus berpiztua, arrazoi zenuen.
Badakigu orain Jainkoak bat egiten duela gurutziltzatuekin, sekula ez borreroekin. Ulertzen hasiak gara zergatik egoten zinen zu beti sufritzen ari zirenekin eta zergatik defendatzen zenituen behartsuak, goseak eta mespretxatuak hainbeste. Geuk ere ahulenak eta zaurgarrienak defendatuko ditugu, gizartean tratu txarra jasaten dutenak eta erlijioak ezikusia egiten dienak. Aurrerantzean hobeto entzungo dugu zeruko Aita bezala errukitsu izateko zure deia.

Jesus berpiztua, arrazoi zenuen.
Orain pixka bat ulertzen hasiak gara zure hitzik gogorrenak eta arraroenak. Hasiak gara sumatzen bere bizia zugatik eta zure ebanjelioagatik galtzen duenak onik aterako duela. Orain ulertzen dugu zergatik gonbidatzen gaituzun zeuri jarraitzera, azkeneraino, egunean eguneko gurutzea soinean hartuz. Zugatik eta zure ebanjelioagatik pixka bat sufritzen jarraituko dugu, baina oso laster zurekin partekatuko dugu Aitaren besarkada.

Jesus berpiztua, arrazoi zenuen.
Orain bizirik zaude betiko eta geure artean izango zaitugu zure izenean bi edo hiru elkartzen garenean. Badakigu orain ez gaudela bakarrik, bidelagun zaitugula Aitagana bide egiten ari garelarik. Zure ahotsa entzungo dugu ebanjelioa irakurriko dugunean. Zutaz elikatuko gara zure afaria ospatuko dugunean. Gurekin egongo zara mendeen azkeneraino.

José Antonio Pagola
Itzultzailea: Dionisio Amundarain

Piztuera Igandea – B (Joan 20,1-9)

JESÚS TENÍA RAZÓN

¿Qué sentimos los seguidores de Jesús cuando nos atrevemos a creer de verdad que Dios ha resucitado a Jesús? ¿Qué vivimos mientras seguimos caminando tras sus pasos? ¿Cómo nos comunicamos con él cuando lo experimentamos lleno de vida?

Jesús resucitado, tenías razón.
Es verdad cuanto nos has dicho de Dios. Ahora sabemos que es un Padre fiel, digno de toda confianza. Un Dios que nos ama más allá de la muerte. Le seguiremos llamando «Padre» con más fe que nunca, como tú nos enseñaste. Sabemos que no nos defraudará.

Jesús resucitado, tenías razón.
Ahora sabemos que Dios es amigo de la vida. Ahora empezamos a entender mejor tu pasión por una vida más sana, justa y dichosa para todos. Ahora comprendemos por qué anteponías la salud de los enfermos a cualquier ley o tradición religiosa. Siguiendo tus pasos, viviremos curando la vida y aliviando el sufrimiento. Pondremos siempre la religión al servicio de las personas.

Jesús resucitado, tenías razón.
Ahora sabemos que Dios hace justicia a las víctimas inocentes: hace triunfar la vida sobre la muerte, el bien sobre el mal, la verdad sobre la mentira, el amor sobre el odio. Seguiremos luchando contra el mal, la mentira y los abusos. Buscaremos siempre el reino de ese Dios y su justicia. Sabemos que es lo primero que el Padre quiere de nosotros.

Jesús resucitado, tenías razón.
Ahora sabemos que Dios se identifica con los crucificados, nunca con los verdugos. Empezamos a entender por qué estabas siempre con los dolientes y por qué defendías tanto a los pobres, los hambrientos y despreciados. Defenderemos a los más débiles y vulnerables, a los maltratados por la sociedad y olvidados por la religión. En adelante escucharemos mejor tu llamada a ser compasivos como el Padre del cielo.

Jesús resucitado, tenías razón.
Ahora empezamos a entender un poco tus palabras más duras y extrañas. Comenzamos a intuir que el que pierda su vida por ti y por tu evangelio la va a salvar. Ahora comprendemos por qué nos invitas a seguirte hasta el final cargando cada día con la cruz. Seguiremos sufriendo un poco por ti y por tu evangelio, pero muy pronto compartiremos contigo el abrazo del Padre.

Jesús resucitado, tenías razón.
Ahora estás vivo para siempre y te haces presente en medio de nosotros cuando nos reunimos dos o tres en tu nombre. Ahora sabemos que no estamos solos, que tú nos acompañas mientras caminamos hacia el Padre. Escucharemos tu voz cuando leamos tu evangelio. Nos alimentaremos de ti cuando celebremos tu cena. Estarás con nosotros hasta el final de los tiempos.

José Antonio Pagola

 

 

No hay comentarios: