Hala ere... Lourdes Iriondo & Xabier Lete

miércoles, 10 de abril de 2019

Cáritas de Igorre sensibiliza sobre la economía solidaria

Voluntarias invitaron a café y recapacitaron sobre el impacto del consumo en otras personas, escribe Iker Ugarte en DEIA.

Tomarse un café, algo tan cotidiano como esa acción, puede ser importante. Desde Cáritas de Igorre lo saben, y este domingo llevaron a cabo una jornada en la que animaron a reflexionar sobre la economía solidaria. Con una iniciativa que comenzó con “un café solidario”, las personas voluntarias de la asociación recapacitaron e intercambiaron sus reflexiones sobre el posible impacto que el consumo puede generar en otras personas, el impacto social o medioambiental, etc.

Las personas que se acercaron hasta el pórtico de la iglesia de Andra Mari degustaron un café “cien por cien de Comercio Justo” y pudieron conocer algunas de las acciones que Cáritas lleva a cabo en el valle de Arratia. Así, esta iniciativa surge como “una forma de sensibilizar, con un pequeño gesto, en sintonía con el mensaje de este pasado domingo sobre al economía solidaria”, explican.

Bajo el lema Tus decisiones lo cambian todo, la campaña de la asociación propone “un momento de reflexión, un instante para pararnos y recapacitar. Nos preguntamos si nuestras decisiones están orientadas a transformar las causas de la pobreza y la desigualdad, o si influyen en la vida de otras personas cercanas o lejanas”. Que el café que se sirvió fuera de Comercio Justo se enclava dentro de esa estrategia, ya que además, “uno de los programas es precisamente el de Comercio Justo”. Tal y como explican, “la acción de consumir es un eslabón más del sistema productivo y del sistema económico y puede convertirse en una herramienta de transformación dependiendo del modelo de consumo que practiquemos”. Por eso, el consumo responsable “responde a un modelo productivo y económico que se pone al servicio de las personas, que respeta el medio ambiente y cuida de la casa común”.

Quienes quisieron, después de tomarse un café pudieron colaborar con Cáritas Arratia en forma de voluntad, y lo recaudado se utilizará para dar continuidad a los distintos programas que tienen en marcha. Cabe destacar que en estos momentos, en Cáritas Arratia colaboran unas treinta personas voluntarias. Lo hacen en sus distintos programas, como el de acogida, las diferentes acciones de sensibilización, el de Comercio Justo, enfermos… A lo largo del año “se llegan a compartir unos 12.000 euros y se anima la celebración del Día de la pobreza”, entre otras acciones.


Caritas Igorre ha brindado café solidario calentito este domingo

Con motivo de la campaña de Caritas: Tus decisiones lo cambian todo.
            Este domingo 7 de abril, con motivo de la campaña de Cáritas, las voluntarias de Cáritas Igorre han ofrecido una taza de café solidario calentito, cien por cien de comercio justo, a las personas que se han acerquado al pórtico de Andra Mari.

            Una forma de sensibilizar, con un pequeño gesto, en sintonía con el mensaje de este domingo sobre al economía solidaria. La imagen de la campaña se ha hecho realidad en este rincón arratiano este domingo, quinto de cuaresma.

            En Cáritas Arratia colaboran unos treinta voluntarios en sus distintos programas (acogida, sensibilización, comercio justo, enfermos…) y se llega a compartir unos 12.000 euros al año y se anima la celebración del Día de la pobreza.

            Uno de los programas es el de comercio justo, y de comercio justo ha sido el café que se ha ofrecido en el pórtico, recientemente arreglado con gran esfuerzo de los feligreses y ayuda de la Diputación de Bizkaia, a todas las personas de buena voluntad que se han acerquado este domingo.
Puesto de Caritas Arratia en la azoka de San Isidro - Zeanuri, con productos de comercio justo

El lema que en esta ocasión planteamos desde Cáritas es: “Tus decisiones lo cambian todo” y propone un momento de reflexión, un instante para pararnos y recapacitar.

         Nos preguntamos si nuestras decisiones están orientadas a transformar las causas de la pobreza y la desigualdad, o si influyen en la vida de otras personas cercanas o lejanas.

         La imagen de la campaña, de forma simbólica, nos muestra que un hecho tan cotidiano como puede ser tomar un café, produce impacto en los derechos laborales, sociales y medioambientales de otras personas y nos pone en relación con las vidas que hay detrás de cualquier producto o servicio que consumimos.

        La acción de consumir es un eslabón más del sistema productivo y del sistema económico y puede convertirse en una herramienta de transformación dependiendo del modelo de consumo que practiquemos. El consumo responsable responde a un modelo productivo y económico que se pone al servicio de las personas, que respeta el medio ambiente y cuida de la casa común. Un consumo crítico, meditado es una acción que incorpora la austeridad y humildad en nuestra forma de vivir y nos reconcilia con nuestros hermanos y hermanas y con la naturaleza.

No hay comentarios: