Aleluia! Leonard Cohenen bertsio bat

viernes, 6 de septiembre de 2019

Un arratiano nos presenta el Madagascar que visita el Papa Francisco

El dimoztarra Felipe Bustinza Arriortua nos habla del Madagascar que visita en santo padre y su religión. Por su valor copiamos aquí su escrito.



Padre Bustinza: "El malgache es muy religioso. Todos creen en un Ser Superior" 

Padre Felipe Bustinza*

Madagascar, en malgache NOSIN-DAMBO, mide de norte a sur 1.590 kms de largo y 590 de ancho y ocupa una superficie de 587.041 kms cuadrados. Está separada de Africa por el canal de Mozambique, país del que dista 400 kms. Tiene una población estimada en 25 millones de habitantes.

Tiene hasta 18 grupos étnicos y los principales son los merina u hova, betsileo, betsimisaka y sakalava. Las religiones más practicadas son el catolicismo y el protestantismo. En la parte oeste la presencia musulmana es notoria. Las sectas, extranjeras y nativas, nacen como los hongos.

El malgache es muy religioso. Todos creen en un Ser Superior, el Creador, que ellos llaman Zanahary. La evangelización de Madagascar comenzó en tiempo de San Vicente de Paúl, quien personalmente envió los primeros misioneros paules a Madagascar, pero debido sobre todo a enfermedades tropicales fallecieron todos en poco tiempo.

Otros arratianos en misiones (algunos ya fallecidos)


Podemos decir que la verdadera evangelización de Madagascar comenzo el año 1891 con la llegada de los primeros jesuitas. El Señor ha bendecido abundantemente la labor de los misioneros.
Actualmente, en Madagascar hay 22 Diócesis y más de 2.000 malgaches, sacerdotes diocesanos, religiosos y religiosas, son misioneros en los 5 continentes. Varias Superioras Generales de Congregaciones Religiosas Femeninas son malgaches.
Todas las Diócesis se han preparado con oraciones especiales y recaudando dinero, para el viaje de los fieles que se van a desplazar a Antananarivo
Apenas se extendió la noticia de que el Santo Padre iba a visitar Madagascar, digamos que todo se puso en pie. Fue una alegría general en todo Madagascar. Es verdad que Antananarivo se ha llevado la mayor parte en la preparación, sobre todo arreglando el lugar donde se va a celebrar la Misa el domingo 8 de septiembre, pero todas las Diócesis se han preparado con oraciones especiales y recaudando dinero, para el viaje de los fieles que se van a desplazar a Antananarivo.

Madagascar es un pueblo muy acogedor. Los malgaches tienen muchos proverbios, que usan en la conversación cotidiana. Uno de ellos dice:  «Avy tsy nasaina tonga nasesiky ny razana», que en traducción libre quiere decir «que los que vienen sin ser invitados han sido enviados por los antepasados». Para ellos los antepasados es lo más grande que hay. Es por eso que entienden muy bien la comunión de los santos. La familia en Madagascar se extiende más que en Roma. Aquí, a los primos los llaman hermanos. Por eso no es un problema para los malgaches el texto del evangelio que dice: «Afuera te están esperando tu madre y tus hermanos», refiriéndose a Jesús. Un texto que sobre todo las sectas toman al pie de la letra y dicen que María tuvo otros hijos…

El lema de la visita del Papa a Madagascar es «SEMBRADOR DE LA PAZ Y LA ESPERANZA». El primer Papa que visitó Madagascar fue Juan Pablo II, ahora canonizado. Estuvo en Madagascar del 28 de abril al 3 de mayo y visitó las Archidiócesis de Antananarivo, Antseranana (Diego Suárez ) y Fianarantsoa. En Antananarivo beatificó a Victorire Rasoaman Arivo, cristiana laica malgache, que mantuvo viva la fe de los católicos cuando, por dos veces, fueron expulsados de Madagascar los misioneros.

Ya están los malgaches llenando la capital. En todos los pueblos ya se ven izadas las banderas malgache y vaticana. Los periódicos y radio-televisión están dando un gran espacio a este acontecimiento. Sinceramente, creo que esta visita del Santo Padre va a traer muchas gracias y bendiciones para la Iglesia en Madagascar, para todos los fieles y para todos los malgaches.

*El padre Felipe Bustinza Arriortua es misionero trinitario en Madagascar desde 1961

 

No hay comentarios: