Argiaren Jaia

sábado, 19 de octubre de 2013

Mixel Lekuona: Makea eta Zeanuri arteko zubi


Mikel Lekuona, sacerdote, un puente de conexión único entre Iparralde y Hegoalde, escribe Iban Gorriti en DEIA.

Euskal Herria perdió el pasado 5 de septiembre a Mixel Lekuona, aquel quien el periodista Joxemari Iriondo calificó como "pastor de pastores" en su libro Artzainen artzaina. Mixel Lekuona, de padre de Lesaka, nació en Biriatu en 1929 (otras fuentes indican 1930). Sus primeros años los vivió en el caserío Gerreko Borda a orilla del río Bidasoa. En 1936, cuando la Guerra Civil estalló en el estado español, la familia se mudó a Urruña.

 

Cursó su sacerdocio en el también municipio labortano de Ustaritze, donde, además, ejerció como docente. Con todo, el recuerdo de Lekuona tendrá que ver con su figura de apaiza, maestro y un sabio del pastoreo. Fue nombrado sacerdote en 1954.

Mixel fue ordenado párroco y rector de Makea (Lapurdi) en 1976. Cumplió su labor en este destino durante casi tres décadas. A partir de 1983 comenzó a impartir cursos para enseñar a elaborar quesos en Gipuzkoa, Bizkaia, Araba y Nafarroa y enseñó a los pastores de Hegoalde la posibilidad de progresar en su actividad labora,l basándose en el máximo rendimiento de sus rebaños. "También fue coordinador de ELE (Euskal Herriko Latxadunen Elkartea) y sus últimos años vivió jubilado en una residencia de Kanbo", informan desde el PNV.

El televisivo escritor Joxemari Iriondo le rindió un libro de tributo en el año 2008, publicado en Lur. El cronista recogió testimonios cercanos y humanos aportados por los conocidos Iñaki Murua, Pello Esnal, Sabin Intxaurraga, Xabier Euzkitze o Imanol Lazkano. Además, Lekuona recibió homenajes, como elcelebrado en Legazpi. El acto de aplauso a este exprofesor de Hazparneko Laborantza Eskola e impulsor de Bertsularien Lagunak Elkartea o la cooperativa Berria lo organizó el ayuntamiento de la localidad y ELE, en colaboración con la asociación Artzain Mundua.

Sus enseñanzas 

"Yo conocí a Mixel ya muy deteriorado. Todavía vivía en la parroquia, pero ya tenía fallos por su enfermedad, lo que le llevó a vivir en una residencia en Kanbo. La fábrica de quesos era para él como una cosa que nos tenía que enseñar costase lo que costase", valora con aprecio el sacerdote Jose Mari Kortazar.

Una buena amiga de Lekuona recalcó a DEIA, que para ella Mixel fue un "puente" entre Iparralde y Hegoalde. "Nadie pasó tanto de uno a otro lado para unir y lo hizo en numerosos apartados: con los curas, las cooperativas como cuando hermanó una de Makea con una de Zeanuri, le gustaba ir a Durango a la Azoka; los partidos de pelota... Él decía que hasta la política Yolanda Barcina le había visitado, casa por la que pasaba todo el mundo", narra esta mujer que prefiere permanecer en el anonimato. "Para mí fue un símbolo humilde de conexión entre el norte y el sur de Euskal Herria", agrega perdiendo la voz: "Me emociono por lo humilde y trabajador que había sido tras perder la cabeza en los últimos trece años. No solo era un cura, era un baserritarra, un pintor si hacía falta, un fontanero, un amante de los bertsos, del frontón, y siempre, allá donde iba, lo hacía con el queso de su cooperativa".

Testigantzak:

Zeanurikoak gara gu eta orain dela urteak, Makea eta Zeanuri anaikidetu zirenetik aurrera, hainbat aldiz izan dugu Mixelekin egoteko aukera. Gizon handia zen bera, neurriz eta izatez, eta eskuzabala. Orain sagar denpora da eta aste honetan ere bildu ditugu etxe inguruan hainbat, ba, Mixelen sagarrondoak dira haietako hiru, berak landarea ekarri eta guk etxe ondoan landatuak. Honek txikikeria baino ez dirudi beharbada, baina esango nuke txikikeria ederrez beteta egoala haren bizitza.
Gu Makeara joaten ginen guztietan bere etxeko ateak zabaltzen zizkigun beste ezer baino lehen, eta kontu batzuk esan ondoren “Etxetoa” izeneko auzoko etxea eskaintzen zigun ostatu hartzeko. 
Miren Zuluaga, Uribe, Zeanuri.



Mitxel harrera alaia eta goxoa eukan gizon eta abadea zan. Bera Iparralde eta Hogalde arteko harremanak indartzearen alde egoan eta bultzatu ere egiten ebazan harreman horreik. Konkreturki Zeanuri eta Makearen artean.

Bera eta makeakoak San Isidroetan Zeanurin izaten ziran eta zeanuritarrak Makearako gonbidapena beti eukien.

Asialdiko Arratiako Astigintza taldeko monitoreak asteburu  eder bat pasatu genduan Makean.  Berak egin euskun harrera hurbilekoa eta goxoa izan zan. Atsegingarri egin euskun bertako egotaldia eta bertako jendearekin   harremanetan jarri ginduzan eta inguruak ezagutzera eroan.

Bere gogorapena  esker onez beterikoa da!
Iñaki Jauregi, Gernika.
Publicar un comentario