San Inazio egunean Gorbeian batuko ete gara?

viernes, 25 de octubre de 2013

'François' Goicuria, el misionero zeaniztarra que ha levantado un pueblo en la selva

Este sacerdote bilbaíno, nacido en Zeanuri, lleva 47 años de labor en Likasi y en Lubumbashi. Hace dos años fue reconocido con el Premio Norte-Sur que concede el Ayuntamiento de la villa a quienes han protagonizado una trayectoria solidaria, escribe Josetxu Canibe en El Correo Español.





Xabier Goicuria es un misionero de Bilbao que lleva la friolera de 47 años de labor en Likasi y en Lubumbashi. Hace dos años fue reconocido con el Premio Norte-Sur que concede el Ayuntamiento de la capital vizcaína a quienes han protagonizado una trayectoria solidaria. La de este sacerdote ha sido larga y fecunda. La diócesis de Bilbao le tributó un homenaje semanas atrás, en el propio Congo, hasta donde se desplazó otro misionero, Luis Mari Gerrikagoitia, que coordina y atiende poyectos en Mufunga.


A Goicuria los nativos le llaman 'François', porque lo de Xabier les cuesta más pronunciarlo. El vizcaíno ha hecho mucho por el Congo. Ha levantado talleres para que la gente aprenda un oficio -mecánica, electricidad, carpintería, artesanía...-, hospitales y centros para discapacitados. Y hasta ha creado un pueblo en plena selva, Kabulumbu, tras haber conseguido unas tierras para que los nativos sigan en sus terrirorios.


Los misioneros desarrollan una actividad evangelizadora y pastoral junto a un trabajo social realmente gigantesco. Gente de esta pasta también necesita África, si bien los mejores impulsores no han de ser de fuera, sino de dentro. Uno de los retos a los que tienen que enfrentarse la Iglesia y la sociedad africanas en la actualidad es -además de profundizar en la fe, en el compromiso y ser más coherentes con ella- cómo dar el salto, el paso de unas comunidades atendidas por misioneros a un clero y a unos dirigentes nativos. Tanto los misioneros como las misioneras que quedan en África están sensiblemente desgastados, pero continúan junto a su pueblo a pesar de los riesgos que corren.

 

Publicar un comentario