Abenduko arbolea: koplak

jueves, 13 de enero de 2022

Arte en Arratia: de la A a la Z



Un reportaje de Susana Martín en el DEIA.



De Agurain (Araba) a Arratia, admirando su arte




Entre las múltiples riquezas que ofrece el Valle de Arratia, destaca su rico patrimonio cultural religioso, perfectamente cuidado. El esfuerzo de sus fieles con la colaboración de algunos ayuntamientos del Valle permiten conservar joyas vivas de arte, cultura, historia y devoción.

Este sábado 8 de enero, hemos tenido la gran suerte de acompañar a un grupo de vecinos de Agurain-Salvatierra que se han acercado a una visita cultural. Con buen criterio han escogido, dentro de la gran oferta disponible, dos sitios emblemáticos, cargados de carga artística e histórica.

La primera parada ha sido para admirar la Iglesia de San Miguel de Eleixabeiti, en el municipio de Arratia. Esta iglesia ha sido reformada el año pasado y la comitiva ha tenido la oportunidad de admirarla tanto por fuera como por dentro, en una visita guiada. Susana Arechaga Alegría, directora del Museo Diocesano de Arte Sacro de Vitoria-Gasteiz, participante de la visita, ha comentado: “Conocía esta iglesia por publicaciones y exposiciones, pero es la primera vez que estoy en ella, estoy encantada”. Y añade: “Hay que hacer un esfuerzo para valorar y enseñar este patrimonio, todo no puede ser gratis: hay gastos de luz, de limpieza… Tenemos que entenderlo”.



“La Iglesia de San Miguel de Elexabeitia en Artea (actualmente considerada ermita) es un templo del siglo XVI, de estilo rural y amplio componente lígneo, que lo hacen ser una de las iglesias de este tipo más importantes de Bizkaia”, nos explica la Enciclopedia Auñamendi. “De una sola nave y planta rectangular, circunvalan su perímetro un amplio pórtico y, el antiguo cementerio y la sacristía, en la cabecera. La nave está cubierta a triple vertiente y en su exterior el elemento más sobresaliente es la torre campanario y la fachada principal, todo ello de madera, salvo el tejado”.

El año pasado se realizaron tareas en la cubierta y se cambiaron varios pilares dañados por la humedad. Hoy en día la Iglesia celebra su festividad el día de San Miguel, de quien ser conservan dos imágenes preciosas. Una de las más antiguas de Bizkaia, románica y de madera policromada, y otra romanista.

Desde Artea la segunda visita seleccionada ha sido la “Catedral de Arratia”, la parroquia de Andra Mari de Zeanuri y su imponente retablo. El vecino de la anteiglesia e historiados local, Jon Urutxurtu, ha dado la bienvenida a los visitantes introduciéndoles en el conjunto monumental de Elizondo y su joya, el retablo.

"La parroquia de Andra Mari se encuentra en la barriada de Eleizondo y conforma junto con la ermita de la Piedad, la cruz de Nestor Barrenetxea y el cementerio viejo un interesante conjunto monumental. Si visualizamos la imagen de una gallina con sus txitas nos haremos una idea del conjunto", explicaba el párroco Jose Mari Kortazar a los visitantes.

Actualmente la parroquia está totalmente restaurada y acoge en su interior uno de los retablos más notables de Bizkaia. Pero durante su larga historia, Andra Mari ha vivido innumerables vicisitudes, debido principalmente a problemas de cimentación, teniendo que cerrarse al culto en más de una ocasión, la última en mayo de 1994. Tras ser sometida a profundas labores de rehabilitación, el 15 de agosto de 2000 por fin se reabrió.



Con el libro "Erretaula nagusia. Retablo mayor. Zeanuriko Andra Mari" en la mano, los visitantes tuvieron la oportunidad de admirar la historia, el arte, la cultura y la devoción resumidos en ese conjunto de imágenes y pinturas, un monumental marco del siglo XVIII para el mejor conjunto de pinturas de los siglos XV y XVI conservado en Bizkaia.

Los vecinos de Agurain-Salbatierra, acostumbrados a sus monumentales templos y retablos de la villa alavesa, no quedaron indiferentes ante esta obra de la anteiglesia del valle de Arratia.

Como no podía ser de otra manera, el grupo terminó la visita a Arratia reponiendo fuerzas con una merienda en un establecimiento del pueblo, pues la cultura y la gastronomía no son enemigas, ni mucho menos, Eso sí, como aclaró el mentalizador de esta visita guiada, Patxi Otamendi, “respetando escrupulosamente todas las medidas sanitarias vigentes”.



 

 

 

 

 

 

 

 


No hay comentarios: