Gabon kantak 3/4 Horra Mari Domingi

sábado, 21 de julio de 2018

Poztu eta alaitu Gaudete et exsultate



Poztu eta alaitu

Poztu eta alaitu
arazoak arren
Jesusi jarraitzeak
beitu zer dakarren:
batzuk irain ta guzur,
guk otoitz ta arren
zintzoak azkenean
izango pozarren.

Apal-apal erantzun,
zabaldu bakea,
errukiz bizi eta
justizi gosea,
gaixoagaz negarrez,
bihotzez pobrea,
holan batuko dogu
Jesusen taldea.


Poztu eta alaitu
umorez bizitza,
esperantzaz aguantau
datorren ekaitza,
ausardiaz jokatu
kemena da Hitza,
askoz hobe taldean
sakonduz otoitza.
Eskatzeko otoitzak
jaso konfiantza,
hurkoa ahaztu barik
horrek dauka gatza.
Eskertzeko otoitzak
dakar esperantza,
Jauna goratu daigun
kanta eta dantzaz.

Lehen kopla biak 3. kapituluari dagokioz.
Hirugarrena 4. kapituluari.
Azkena 4. kapituluko 154/155 zenbakiei.



98. Cuando encuentro a una persona durmiendo a la intemperie, en una noche fría, puedo sentir que ese bulto es un imprevisto que me interrumpe, un delincuente ocioso, un estorbo en mi camino, un aguijón molesto para mi conciencia, un problema que deben resolver los políticos, y quizá hasta una basura que ensucia el espacio público. O puedo reaccionar desde la fe y la caridad, y reconocer en él a un ser humano con mi misma dignidad, a una creatura infinitamente amada por el Padre. ¡Eso es ser cristianos!



Las ideologías que mutilan el corazón del Evangelio

100. Lamento que a veces las ideologías nos lleven a dos errores nocivos. Por una parte, el de los cristianos que separan estas exigencias del Evangelio de su relación personal con el Señor, de la unión interior con él, de la gracia.

101. También es nocivo e ideológico el error de quienes viven sospechando del compromiso social de los demás, considerándolo algo superficial, mundano, secularista, inmanentista, comunista, populista. La defensa del inocente que no ha nacido, por ejemplo, debe ser clara, firme y apasionada. Pero igualmente sagrada es la vida de los pobres que ya han nacido, que se debaten en la miseria.

TAMBIÉN PARA TI

14. ¿Eres consagrada o consagrado? Sé santo viviendo con alegría tu entrega. ¿Estás casado? Sé santo amando y ocupándote de tu marido o de tu esposa, como Cristo lo hizo con la Iglesia. ¿Eres un trabajador? Sé santo cumpliendo con honradez y competencia tu trabajo al servicio de los hermanos. ¿Eres padre, abuela o abuelo? Sé santo enseñando con paciencia a los niños a seguir a Jesús. ¿Tienes autoridad? Sé santo luchando por el bien común y renunciando a tus intereses personales.

15. En la Iglesia, santa y compuesta de pecadores, encontrarás todo lo que necesitas para crecer hacia la santidad.

Exhortación apostólica Gaudete et exsultate (Alegraos y regocijaros Mt 5,12) del Papa Francisco sobre el llamado a la santidad en el mundo actual.

Puedes adquirirla en tu parroquia habitual por solo 3 euros.
Publicar un comentario