Día mundial de los pobres, Cena solidaria, 16 noviembre, 19:30

Día mundial de los pobres, Cena solidaria, 16 noviembre, 19:30
Klikatu irudian informazino gehiago jasoteko

domingo, 22 de septiembre de 2013

Esteban Manterola Atutxa

Esteban Manterola
Sacerdote decano de Bizkaia. El presbítero diocesano Esteban Manterola Atutxa era el sacerdote decano de la diócesis de Bilbao, escribe Iban Gorriti en DEIA. Falleció el pasado 11 de agosto a los 100 años. Ha dado el paso a la eternidad en la que creía ocho meses después de cumplir el siglo de vida. Su cumpleaños lo celebraba el 25 de diciembre, día de Navidad. Este cura fue párroco de Dima durante 45 años y, según aseguran, el primer diocesano que llegó a 75 años de ordenación sacerdotal.

 

Esteban Manterola Atutxa nació en el caserío Lezea del barrio de Altzusta de Zeanuri y creció en el baserri de Aranguren (los vecinos de la localidad lo conocen como Angune), inmueble perteneciente a la parroquia de Santiago de Ipiñaburu. Fue ordenado sacerdote el 6 de junio de 1936, un mes antes del golpe de Estado contra la Segunda República protagonizado por militares españoles el 18 de julio de aquel año. 

El párroco de diversas localidades de Arratia, José María Kortazar, informó a DEIA de que Manterola fue párroco de Dima, donde además de su labor pastoral, tuvo tiempo para colaborar con el jesuita Antonio Zavala como informante en temas de euskera arratiano. "La ciudadanía recuerda sus viajes en moto en aquella época. Hacía el trayecto desde desde Dima a su caserío en Zeanuri", agrega Kortazar. Nacido en Zeanuri en 1912, fue ordenado en junio de 1936 y superó hace dos años los 75 años de vida sacerdotal

En la actualidad, el sacerdote decano convivía en la residencia sacerdotal de San Vicente de Bilbao. "Fue el primer cura diocesano que llegó a 75 años de ordenación sacerdotal, es decir, cumplió sus bodas de platino", comunica Kortazar. 

De homenaje en homenaje El pasado 27 de enero se celebró una misa de acción de gracias en su recuerdo en Zeanuri. Manterola, que vivía retirado, no pudo acudir a la parroquia "pero se le tuvo presente de forma especial en dicha misa a la que acudieron sus sobrinos", apostilla Kortazar.

Cinco meses después, el 28 de junio, recibió un homenaje en la basílica de Begoña, junto a otros sacerdotes que cumplieron sus bodas de oro o de plata. A este oficio tampoco pudo acudir, pero se le tuvo "presente de forma especial", informaron desde el Obispado. 

Echando la vista al día anterior de su último cumpleaños, el del siglo de vida, el 24 de diciembre recibió "un merecido homenaje en la residencia sacerdotal de San Vicente", agregaron desde el obispado. Al oficio acudieron el obispo diocesano, monseñor Mario Iceta; el responsable del Servicio Vicarial del Clero, Andoni Gerrikaetxebarria, así como familiares y compañeros de la residencia que le arroparon "en una fecha tan importante", valoran.
El día de su cumpleaños recibió la visita de la alcaldesa de Zeanuri, Izaskun Sagarna, y del párroco, José Mari Kortazar, quienes le obsequiaron con una imagen de Andra Mari. También le felicitaron in situ el párroco de Dima, Esteban Orbe, y fieles de esta parroquia.
Publicar un comentario