Jesusen hitza

domingo, 7 de octubre de 2012

Areatza quiere oír su órgano

Vecinos buscan fondos para reconstruir el órgano de la iglesia en su centenario, escribe Janire Jobajuria en DEIA.
El órgano de la iglesia de San Bartolomé de Areatza está agonizando. No en vano, el aparato cumple el año que viene cien años y aún no ha habido humano que se haya hecho cargo de su renovación. Así, sin poder jubilarse ni someterse a una cirugía que le rejuvenezca, este entrañable aitite que ha amenizado centenares de bodas y bautizos, se mantiene en pie por algún divino misterio. A rescatarlo quiere contribuir un grupo de vecinos que se ha constituido como el colectivo de amigos del órgano de San Bartolomé.

Tocando ciertas teclas, esta comitiva ha tratado de pedir fondos a distintas organizaciones aunque sin mucho éxito, por el momento. Y es que como dice el cura de la iglesia, José Mari Kortazar, la parroquia está en estos momentos bajo mínimos ya que financia las obras de arreglo del pórtico sur. Estos trabajos que empezarán en breve, cuestan 75.000 euros.

Por ello, los vecinos anuncian que van a empezar una ronda de contactos para entrevistarse con responsables de las empresas enraizadas en el valle de Arratia en vistas de conseguir "algún mecenazgo" que les ayude a financiar los alrededor de 45.000 euros que, según sus cálculos y presupuestos, valdrá la renovación del órgano.

De todas formas, como los amigos del instrumento musical son conscientes de la situación de crisis económica que azota también el valle y de las dificultades añadidas que esto acarrea para completar su empresa, tienen un Plan B en caso de que todas las puertas a las que toquen se cierren sin resultados positivos. Así, esperan que si no consiguen el dinero, la reparación sea financiada por la parroquia. Eso sí, después de que se terminen las obras del pórtico sur, con lo que su recuperación podría no llegar a tiempo para el cien aniversario del órgano que tendrá lugar el uno de agosto de 2013. "La ilusión no falta y el órgano lo merece", asegura Kortazar.

La idea del grupo pasa por llevar a cabo una restauración lo más fiel posible al instrumento original. El órgano de la parroquia fue construido por Lope Alberdi y es de sistema mecánico. Fue inaugurado el viernes 1 de agosto de 1913, costeado por suscripción popular y con una aportación notable de la Fábrica de la Iglesia y del municipio.

Hermano del de Monserrat

El de la villa es uno de los órganos románticos más notables del territorio histórico, junto a los de las parroquias de San Trokaz de Abadiño y Andra Mari de Zeanuri. Lope Alberdi, natural de Guategiz de Arteaga (1869) participó, por ejemplo, en la construcción del órgano de Monserrat, en Barcelona, o el de al catedral de Bogotá de Colombia.

Como dan fe los habitantes más antiguos del municipio arratiarra, el de la iglesia de San Bartolomé ha acompañado a miles de vecinos en sus bautizos, bodas y funerales. En sus primeras décadas era muy apreciado teniendo en cuenta que el órgano siempre ha sido la orquesta sinfónica del pueblo. En aquellos tiempos en que los viajes eran complicados, el pueblo llano disfrutaba de una auténtica orquesta sinfónica gracias a este instrumento. Para los entendidos, comentar que esta antigüedad es de transmisión mecánica, los tubos de mayor volumen que la componen funcionan neumáticamente. Consta de 16 registros distribuidos en dos teclados manuales de 56 notas y un pedalero de 30.
No es el único órgano con el que cuenta Areatza. El centenario tiene un pariente más modesto que reposa en la iglesia del Monasterio de Santa Isabel.

No hay comentarios: